audi moneda del futuro

El CO₂ es la moneda del futuro

En la era de la movilidad eléctrica, la descarbonización se convertirá en una ventaja competitiva. ¿Cómo reduce Audi su huella de CO₂ y por qué constituye esto la base para la viabilidad de la empresa? Una mirada a la nueva estrategia "Audi coherente".

El cambio climático nos concierne a todos

El cambio climático tal vez sea el mayor reto para la humanidad en el siglo XXI. Audi no rehúye su responsabilidad, y quiere pasar de ser parte del problema a parte de la solución. Esta visión requiere un objetivo claro, determinación y unidad en la empresa. De este modo, Audi se adhiere expresamente a los objetivos del Acuerdo de París sobre cambio climático.

Una actuación responsable se convertirá en una ventaja competitiva en el mercado de capitales

La concienciación medioambiental ha crecido mucho no solo en la sociedad y en la política, sino también, cada vez más, en el mercado de capitales. "La bolsa nos dice dónde está el futuro", asegura el gestor de fondos orientado a valores y CEO de Globalance Bank Reto Ringger en conversación con el CEO de Audi Bram Schot. "Las acciones se venden porque los inversores creen que las empresas se interesarán por los nuevos retos económicos, sociales y ecológicos, y adaptarán rápidamente su modelo de negocio". Si hasta hace pocos años la facturación y el EBIT eran la medida de todas las cosas en la bolsa, el panorama hoy es más diverso. Esto se refleja en la creciente relevancia a nivel mundial de los factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo, conocidos como "Environment, Social, Governance", o ESG, en las decisiones de inversión.

Se entiende por ESG la actuación responsable con un impacto positivo sobre el medio ambiente y la sociedad. Según la revista Forbes, se estima que ya se han realizado inversiones por valor de 20.000 millones de dólares en productos de inversión que responden a los criterios de ESG y la tendencia es claramente ascendente. Con la huella de CO₂ como índice de referencia, la sostenibilidad se hace medible y evaluable para las empresas. Por su parte, Audi reduce su huella de CO₂ de manera coherente para garantizar su competitividad pero también, sobre todo, para cumplir con su responsabilidad social.

Audi Sostenible Co2

La visión: neutralidad de CO₂* en el ADN de Audi

Audi tiene en cuenta todo el ciclo de creación de valor de sus modelos, desde la cadena de suministro y la producción, pasando por la fase de utilización, hasta el reciclaje. De aquí al año 2050, a más tardar, Audi debería ser neutra en emisiones de CO₂*.

Desde una perspectiva actual, la movilidad eléctrica es una clave importante para conseguir una movilidad limpia y climáticamente neutra. El Audi e-tron marcó el comienzo de la ofensiva de electrificación en la marca de los cuatro anillos. Y a lo largo del 2020, Audi presentará doce modelos eléctricos: cinco completamente eléctricos y siete híbridos enchufables. Todo enfocado hacia una fecha objetivo: 2025, año en el que Audi dispondrá de 30 modelos electrificados.

Audi se beneficia así de la experiencia del desarrollo del Audi e-tron. Ya con el Audi e-tron Sportback, Audi escalará la producción, aumentando así la eficiencia.

Apuesta coherente por la movilidad eléctrica

En 2020

12

modelos eléctricos

En 2025

30

modelos eléctricos

2025

40

%

cuota de ventas de modelos eléctricos

Impresiones del Audi E-Roadmap: desde el segmento de compactos premium hasta la gama alta

Descargar
00:00 | 00:00
  • El Audi e-tron supone una revolución en la movilidad eléctrica. Su estreno mundial se celebró en septiembre de 2018 en Estados Unidos. El Audi e-tron es el pionero de la nueva era. Durante 2020, Audi presentará en total doce modelos eléctricos: cinco completamente eléctricos y siete híbridos enchufables.

  • El Audi e-tron GT concept muestra lo deportiva y deseable que puede ser la movilidad eléctrica.

  • El Audi e-tron Sportback es un SUV coupé digital y dinámico de hasta 300 kW de potencia.

  • El Q4 e-tron concept es un ejemplo paradigmático de un modelo premium basado en la arquitectura de grupo MEB, o sistema de electrificación modular.

  • En su ofensiva de electrificación, Audi también apuesta coherentemente por la ampliación de su gama de híbridos enchufables. En el Salón del Automóvil de Ginebra 2019 se presentaron los modelos híbridos enchufables Q5 TFSIe, A6 L TFSIe, A7 Sportback TFSIe y A8 L TFSIe.

CO2: la nueva moneda

La ofensiva de electrificación supone toda una hazaña financiera, pues los costes de producción de los vehículos eléctricos y electrificados son (todavía) relativamente elevados debido al alto precio de las baterías. Sin embargo, ha quedado demostrado que la concentración hacia la movilidad eléctrica resulta rentable, pues los automóviles con motor de combustión serán considerablemente más caros desde 2021 como muy tarde, cuando entre en vigor el límite de CO₂ para flotas aplicable en toda la UE. La emisión de dióxido de carbono por automóvil quedará limitada a 95 gramos por kilómetro. Los fabricantes que excedan este límite deberán pagar 95 euros por cada gramo en que se sobrepase este valor para cada automóvil. Así pues, el CO₂ tendrá un precio. Para Audi, eso significa que el CO₂ se tendrá en cuenta cada vez más en los cálculos de producción, por lo que será un factor activo en los costes. Esto tendrá un efecto negativo en el margen de producto de los automóviles con motor de combustión, y positivo en los automóviles eléctricos de bajas emisiones. Con este tipo de control se crearán los estímulos adecuados a nivel interno para desarrollar vehículos más respetuosos con el medio ambiente.

"En el futuro priorizaremos nuestra cartera de productos coherentemente en función del valor neto actual y la aportación de CO₂".
- Bram Schot, CEO AUDI AG

Neutralidad de CO₂* en toda regla: Bruselas, pionera en el grupo

La fábrica de Audi en Bruselas es el primer centro de trabajo de la marca de los cuatro anillos con neutralidad de CO₂* certificada, erigiéndose en pionera interna de la empresa en la descarbonización de la producción: Audi apostó por la electricidad limpia ya en 2012. Actualmente el 95% de la energía consumida procede de fuentes renovables. Y las emisiones que no se pueden evitar, el centro de Audi en Bruselas las compensa con los llamados proyectos de crédito de carbono.

Lo que en Bruselas ya es una realidad, de aquí a mediados de la próxima década lo será también para todas las demás fábricas del grupo Audi. Por ejemplo, la planta de la ciudad húngara de Győr también será neutra en emisiones de CO₂* en 2021.

Audi Sostenibilidad

Menos CO₂, más movilidad sostenible

  • La sostenibilidad es fundamental en la estrategia empresarial de Audi. La empresa quiere hacer realidad la visión de una movilidad con emisiones neutras de CO₂*. Para ello se tiene en cuenta todo el ciclo de vida de un vehículo.
  • En Audi, el CO₂ tiene un precio asignado en el cálculo de la producción. Este valor tendrá un efecto negativo en el margen de producto de los automóviles con motor de combustión y más emisiones de CO₂, y positivo en los automóviles eléctricos. De este modo, Audi crea estímulos convincentes, tanto financieros como de producción, para desarrollar vehículos más respetuosos con el medio ambiente.
  • El Audi e-tron es el modelo a seguir para la movilidad premium sostenible. Este vehículo es el primer modelo completamente eléctrico de la marca, y se producirá con emisiones neutras de CO2* en la fábrica de Bruselas. En el futuro, Audi aprovechará las conclusiones de esta producción para acelerar la viabilidad de nuevos modelos eléctricos y de una producción con emisiones neutras de CO₂* en todas las fábricas de Audi de aquí a mediados de esta década. De aquí al año 2050, Audi quiere ser una empresa neutra en emisiones de CO₂*.
  • Audi impulsa la electrificación de las series aún más rápidamente. En 2025 se espera que haya 20 modelos completamente eléctricos circulando por las calles.
*
Para conseguir un balance neutral de CO2 se siguen tres principios. Primero: reducir el CO₂ de manera eficaz y sostenible. Segundo: evitar el CO₂ transformando el suministro de energía a energías renovables, entre otras medidas. Tercero: compensar especialmente las emisiones de CO₂ que actualmente se consideran inevitables, mediante proyectos de protección del clima.