Conduzcamos hacia un futuro más sostenible

Todos tenemos una oportunidad a la hora de decidir dónde queremos ir y cómo llegar hasta allí. Por eso la movilidad sostenible es, claramente, nuestro camino a seguir.

Dejando atrás el pasado

Dejando atrás el pasado

Maisie Williams, al volante del Audi e-tron Sportback, deja atrás el pasado y toma el camino hacia un futuro sostenible.

Saber más

Nuestro camino

En Audi tenemos una visión muy clara: queremos reducir las emisiones de CO₂ y alcanzar un escenario de emisiones neutras de CO2* de aquí a 2050. Para conseguirlo, estamos reimaginando cómo llevar nuestros vehículos a la carretera haciendo las cosas de un modo diferente, desde la cadena de suministro, pasando por las emisiones de nuestras plantas de producción, hasta el diseño de todo el ciclo de vida de nuestros modelos.

Nuestro camino
  • 1920x1080_source-image-6701.jpg
    El destino

    En Audi constantemente intentamos encontrar formas de aumentar nuestra sostenibilidad. Eso significa no tener miedo de repensar qué tipo de vehículos ofrecemos a nuestros clientes y lo que incluyen.

    Saber más
  • 1920x1080_A_E-TRON_D_191025.jpg
    El viaje

    Nuestra planta de Bruselas ya presenta un balance neutral de CO₂*, y nuestro objetivo es que todas las instalaciones de producción de Audi en todo el mundo también lo hagan en un plazo de cinco años.

    Saber más
  • 1920x1080_A_E-TRON_191057.jpg
    Los conductores

    Las ideas que tenemos solo son tan buenas como las personas de las que vienen; por eso, en Audi nos hemos comprometido a reunir las mentes más brillantes para dar forma al futuro de la movilidad.

    Saber más
audi sostenibilidad

Hacia un futuro más sostenible con movilidad eléctrica

Para nosotros, la movilidad eléctrica es el elemento central para una movilidad más sostenible. Obtenga más información sobre nuestros autos híbridos totalmente eléctricos y enchufables.

Saber más
*
Para conseguir un balance neutral de CO₂ se siguen tres principios. Primero: reducir el CO₂ de manera eficaz y sostenible. Segundo: evitar el CO₂ transformando el suministro de energía tradicional por energías renovables, entre otras medidas. Tercero: compensar especialmente las emisiones de CO₂ que actualmente se consideran inevitables, mediante proyectos de protección del clima.