IONITY, la solución definitiva para los desplazamientos de larga distancia con vehículos eléctricos

Adiós a las preocupaciones por la carga. En 2020, IONITY establecerá una red de carga de alta potencia con cerca de 400 estaciones de carga rápida de alto rendimiento en las principales arterias viales de Europa. Pero, ¿dónde se colocarán los postes de carga y qué energía los alimentará? La autora del blog de Audi, Stefanie Lackner se ha juntado con Anno Mertens, responsable del proyecto de carga rápida, para ofrecernos el estado actual de la movilidad eléctrica.

Hola, ¿has cargado hoy tu vehículo?

Anno Mertens: Pues, la verdad es que sí. Conduzco un Audi e-tron y lo recargo mucho en casa y en Audi.

Osea que no tienes ningún tipo de «ansiedad por la autonomía», ¿verdad?

No. Creo que la preocupación que tienen algunas personas en relación a la autonomía de los actuales coches eléctricos son injustificadas. Por ejemplo, el primer modelo 100% eléctrico de Audi, el Audi e-tron, tiene más de 400 km de autonomía. Y actualmente hay múltiples soluciones de carga no solo para los hogares, sino también para la carretera gracias entre otras cosas al proyecto IONITY, un paso muy importante para nuestros clientes y fabricantes.

¿Qué hace que IONITY sea tan especial?

IONITY es algo más que un fabricante de estaciones de carga rápida. Varios competidores están colaborando para conseguir que la movilidad eléctrica sea un éxito. Hasta ahora, una parada breve en la autopista no era suficiente para cargar completamente la batería porque no existía una red de carga de alta potencia, así que teníamos que solucionar este problema. En colaboración con BMW, Daimler y Ford, el Grupo Volkswagen fundó en noviembre de 2017 la empresa IONITY conjuntamente con Audi y Porsche. Se trata de la primera red paneuropea de carga de alta potencia.

¿Cómo prevé IONITY instalar más estaciones de carga para los coches eléctricos?

IONITY busca socios en los países europeos que cuenten con ubicaciones atractivas en las principales rutas y autopistas, lugares en los que los conductores pararían normalmente en un trayecto de larga distancia. Estamos trabajando con socios colaboradores como Tank & Rast, SHELL, OMV, MRH o Circle K, que tienen un objetivo claro: establecer y gestionar 400 estaciones de carga rápida en localizaciones óptimas en 2020. Ya están funcionando unas 130 estaciones y se han firmado los contratos para la mayor parte de las estaciones restantes.

El diseño de las estaciones de carga expresa innovación y rendimiento. ¿La tecnología conquistará también a la gente?

No tengo ninguna duda. La red de carga de alta potencia se ha construido para que resista tecnológicamente el paso del tiempo. Cada estación de carga rápida dispone de un promedio de seis cargadores. IONITY aplica la norma europea de carga abierta, el Sistema de Carga Combinada (CCS). El primer Audi totalmente eléctrico se puede cargar a 150 kW. Somos el primer fabricante que incorpora una capacidad de carga de este nivel en la producción en masa. Con IONITY, el coche está listo para el siguiente tramo en solo 30 minutos. Y eso no es todo: las estaciones de carga se han construido de modo que resistan tecnológicamente al paso del tiempo. Esto significa que cargar a 350 kW será técnicamente posible en el futuro.

Una pregunta: supongamos que tengo que cargar la batería de mi coche eléctrico en una estación de IONITY en mi viaje entre Berlín y Viena. ¿Qué tengo que hacer?

Es muy sencillo. Cuando una persona recibe un Audi eléctrico recibe una tarjeta del servicio de carga de Audi e-tron. Solo tiene que aproximar esta tarjeta al cargador para iniciar el proceso de carga. El pago se realiza de forma digital, utilizando la cuenta bancaria que el propietario tiene grabada en el portal myAudi. En el futuro, el sistema Plug & Charge permitirá que el cliente solo tenga que enchufar el cable de carga al vehículo. El coche se conectará automáticamente a la estación de carga, lo que resulta extraordinariamente fácil y cómodo.

¿Y de dónde obtiene IONITY la energía eléctrica?

IONITY se ha fijado el objetivo de utilizar la máxima cantidad posible de energía renovable. Con la finalidad de alimentar la mayor parte de las estaciones de carga rápida de Europa con electricidad verde, IONITY trabaja específicamente con proveedores locales de energía y diseña los contactos conforme a este objetivo. La movilidad eléctrica solo es razonable y sistemáticamente sostenible cuando procede de fuentes renovables.

IONITY proporciona energía y autonomía a los coches eléctricos europeos. Pero, ¿cómo ayuda Audi a los conductores de este tipo de coches fuera de Europa?

Las necesidades de carga de los clientes varían en función de su país de procedencia. Las necesidades en EE.UU. y Canadá no son muy diferentes de las europeas. Los clientes de estos países también quieren recorrer largas distancias con sus vehículos eléctricos de batería (BEV). «Electrify America» y «Electrify Canada» están construyendo una infraestructura de carga rápida de alto rendimiento con capacidades de carga muy similares a las de las estaciones de IONITY. Ya cuentan con más de 300 estaciones en funcionamiento. En China, sin embargo, la situación es muy distinta. Casi ningún cliente chino quiere recorrer el trayecto entre Pekín y Shanghái en coche. Aunque las metrópolis chinas están separadas por largas distancias, los requisitos de la infraestructura de carga son diferentes.

Cargar con IONITY en Europa en 2020

Estaciones de carga

400

Estaciones de carga en

25

países

Una estación de carga cada

120

km

Aparte de IONITY, ¿cuáles son los próximos objetivos que quiere cumplir Audi en términos de movilidad eléctrica, autonomía e infraestructura?

En 2018, el Audi e-tron marcó el inicio de nuestra ofensiva eléctrica. Ahora estamos implantando esta idea de forma sistemática y exhaustiva. En 2019 hemos presentado el Audi e-tron Sportback, nuestro segundo coche eléctrico. Ambos modelos eléctricos ofrecen movilidad de larga distancia con más de 400 kilómetros de autonomía según el ciclo WLTP.

Los clientes que tengan que cargar sus coches pueden hacer uso del servicio de carga de Audi e-tron para tener acceso aproximadamente al 80 % de las estaciones públicas de carga de Europa. Independientemente de que necesiten corriente AC o DC, 11 o 150 kW, todo funciona con una simple tarjeta. Este sistema ya se ha implantado en 17 mercados de la UE y la expansión al este de Europa tendrá lugar en el transcurso del año. Los clientes pueden utilizar más de 100.000 estaciones de carga de toda Europa, y la red crece constantemente. Por tanto, ya hemos conseguido muchas cosas y seguimos avanzando en este camino.

¿Cuál es su opinión sobre el futuro de la industria de la automoción?

Nos encontramos en pleno proceso de transformación. Ha llegado la hora de empezar a pensar más allá del propio vehículo. Simplemente es algo que no se puede evitar en la era de la movilidad eléctrica. El coche seguirá siendo un elemento básico del sistema, pero este incorporará más elementos. Un ejemplo de ello es la conexión de los coches con los hogares y la red eléctrica. En este campo debemos pensar también más allá del propio vehículo para crear valor para nuestros clientes.

Muchas gracias por esta conversación tan electrizante.