Nuevos estándares para el consumo de combustible > Audi Canarias

Layer

  • 1920x600_AA3_E_141009.jpg
1920x600_AA3_E_141009.jpg

Más parecido al consumo real: el WLTP sustituye el ciclo NEDC (New European Driving Cycle).

A partir del 1 de septiembre de 2017, el cálculo del consumo de combustible de los nuevos vehículos que se lanzan al mercado se determina con un nuevo protocolo, el WLTP (del inglés Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedure). El WLTP se usa para medir el consumo de combustible y las emisiones de Co2, y será obligatorio para nuevos vehículos matriculados a partir del 1 de septiembre de 2018. Descubre aquí lo que esto implica para ti y para tu Audi.

  • 563x317_AOZ_A4_DIV_151024_que es.jpg
    ¿Qué es el WLTP?

    Los consumidores se fijan cada vez más en el consumo de combustible y los niveles de emisión a la hora de elegir el vehículo que desean. Aquí podrás encontrar información sobre la forma de establecer estos valores en el futuro con el nuevo método WLTP, un método más actual y realista.

    Más información
  • 563x317_AAQ_E_10050_razonez.jpg
    Razones a favor del WLTP

    El nuevo método WLTP ofrece un consumo de combustible más realista basándose en datos recogidos en todo el mundo. Aquí puedes encontrar más información sobre los cambios producidos con la introducción del nuevo método.

    Más información
  • 563x317_AAQ_E_10051_nedc y wltp.jpg
    NEDC y WLTP

    Desde otoño de 2017, la prueba de laboratorio para vehículos WLTP sustituirá la anterior NEDC. Los nuevos parámetros de ensayo proporcionan unos valores más reales y precisos. Aquí encontrarás información sobre las diferencias de los protocolos más relevantes.

    Más información

NEDC vs. WLTP

Perfil Comparativo

WLTP_1920X1080_NEDC.png
WLTP_1920x1080_WLTP.jpg

El ciclo de conducción estándar NEDC es aplicable a todos los vehículos de pasajeros y vehículos comerciales ligeros. Fue introducido en la Unión Europea en 1992 para medir el consumo de combustible y las emisiones específicas de cada vehículo y ofrecer unos valores comparativos. Aquí puede verse rápidamente el cálculo de velocidad estimada inherente en cada uno.

NEDC

  • La temperatura de la cámara de ensayo era de 20-30 ºC.
  • La distancia era de unos 11 km.
  • El ciclo constaba de 2 partes:
    - 13 minutos aprox. 13 minutes de simulación de conducción urbana.
    - 7 minutos aprox. de simulación de conducción en carretera.
  • La velocidad media es de unos 33 km/h.
  • El vehículo estaba detenido un 25 % del tiempo.
  • La velocidad más alta probada era de 120 km/h.
  • Los puntos de la palanca de cambios para modelos de transmisión manual se especificaron con precisión.
  • No se tuvieron en cuenta equipamientos especiales, ni aire acondicionado.

WLTP

  • La temperatura de la cámara de ensayo es de 23 ºC.
  • La distancia es de unos 23 km.
  • El ciclo dura unos 30 minutos.
  • Consiste de cuatro fases (baja, media, alta y muy alta).
  • El vehículo estaba detenido un 25 % del tiempo.
  • La velocidad más alta probada era de 120 km/h.
  • La velocidad media es de unos 47 km/h.
  • El vehículo está detenido un 13 % del tiempo.
  • La velocidad más alta probada es de 130 km/h.
  • Los puntos de la palanca de cambios se calculan de forma individual para cada vehículo por adelantado.
  • La evaluación incluye el peso del vehículo y equipamiento adicional.

Objetivos del nuevo protocolo

El protocolo WLTP redefine los parámetros de ensayo para calcular el consumo de combustible y las emisiones de escape. Un breve resumen de las ventajas:

Transparencia
563x317_AA3_E_141017_TRANSPARENCIA.jpg
En el futuro, podrá calcularse con mayor rigor el consumo diario real de un vehículo. El sistema WLTP se considera un perfil de conducción más próximo a la realidad cotidiana que el estándar previo NEDC, que consistía en una especie de prueba de laboratorio sintética y servía, esencialmente, para comparar diferentes vehículos. Mientras que con el NEDC los niveles de consumo se calculaban a partir de condiciones abstractas de laboratorio, el ciclo WLTP ofrece una predicción más rigurosa del consumo real del vehículo. El WLTP simula un estilo de conducción más realista, por lo que los resultados serán también más ajustados a la realidad.
Estándares
563x317_AOZ_Q7_10076_1_PART_RGB_ESTANDARES.jpg
Uno de los objetivos principales del WLTP es establecer un protocolo uniforme para calcular las emisiones de escape y el consumo de energía para diferentes tipos de motores como gasolina, diésel, gas natural comprimido o incluso eléctricos. Si el ciclo WLTP se ha seguido correctamente, un vehículo del mismo tipo debe producir los mismos resultados en todo momento y en todo el mundo. Esta comparabilidad obligatoria hace que los experimentos de laboratorio sean imprescindibles. El consumo de combustible y los niveles de emisiones se calculan rigurosamente y de forma representativa en el dinamómetro del chasis como parte de un perfil de conducción dinámico.

Preguntas y respuestas

Para medir la cantidad de combustible que consume un vehículo y comprobar si se ajusta a los límites aplicables de emisiones, se prescriben protocolos de ensayo estandarizados. Las leyes de la Unión Europea definen las condiciones para llevar a cabo ensayos y manejar los resultados de las mismas. Con esto se garantiza que todos los fabricantes de vehículos y otros agentes usen el mismo estándar, lo que favorece una comparabilidad transparente. El protocolo de ensayo mide el CO2 y las cifras de consumo y de emisiones de escape del vehículo. Para aprobar un automóvil o un vehículo comercial ligero nuevo, el nuevo protocolo de ensayo WLTP (del inglés Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedure) se ha aplicado progresivamente en la Unión Europea a partir del 1 de septiembre de 2017 y ha sustituido el anterior NEDC (New European Driving Cycle). Los nuevos modelos de vehículos para pasajeros o combinaciones de motor/transmisiones en Europa solo se aprobarán en función de los resultados del WLTP. A partir del 1 de septiembre de 2018, todos los vehículos matriculados por primera vez deberán contar con el certificado WLTP.

El WLTP se está implementando en los 28 estados miembros de la UE, así como en Noruega, Islandia, Suiza, Liechtenstein, Turquía e Israel. También se usa, de forma modificada, en Japón y para comprobar las emisiones en China. India y Corea del Sur tienen intención de introducirlo más tarde.

No. El cambio a WLTP no implicará ningún cambio para los vehículos ya matriculados. En general, no hay parámetros para las emisiones de CO2 y el consumo de combustible que sustituyan a los de los vehículos aprobados según el protocolo anterior. Para estos vehículos, los parámetros NEDC siguen siendo válidos.

La Comisión de la Unión Europea ha recomendado una conversión uniforme de los valores NEDC a las cifras de emisiones de CO2 y consumo de combustible WLTP y la comunicación a los consumidores para el 1 de enero de 2019. Sin embargo, las normas vinculantes para la comunicación de la información se establecen a nivel nacional. Esto puede resultar en algunas diferencias entre mercados.

Ya actualmente con el NEDC, los resultados de los cálculos del protocolo de ensayo se anotan en el certificado de conformidad (CoC) adjunto en cada vehículo. Este certificado es el prerrequisito para que las autoridades emitan un documento de registro con el que el dueño pueda registrar el vehículo más tarde. Para vehículos revisados según el WLTP, se especificarán dos valores diferentes de emisiones de CO2 y consumo de combustible en el CoC: los valores WLTP y los valores estimados NEDC. Estos últimos forman la base de la conversión del etiquetado de eficiencia y el cálculo fiscal de cada país hasta que este cambie definitivamente a WLTP.

RDE es la sigla de Real Driving Emissions (“Emisiones de Conducción Reales”) y hace referencia al cálculo de un gas de escape que tiene lugar en la carretera; no se realiza de forma estandarizada en un laboratorio como en el caso del WLTP, pero la diferencia principal es otra: en el caso del RDE, se comprueban los componentes NOx (óxido de nitrógeno) y las partículas del gas de escape con conducción en tiempo real a través de un sistema móvil de cálculo de emisiones (PEMS, por sus siglas en inglés). Sin embargo, debido a la variabilidad de los resultados de las pruebas en carretera, no se miden las emisiones de CO2 ni el consumo de combustible. Con la introducción del WLTP, los fabricantes deben limitar las emisiones de NOx y de partículas de sus vehículos en el tráfico real en carretera. Aunque el límite particular es el mismo que en el WLTP, existe un factor de conformidad 2.1 que se usa para los óxidos de nitrógeno en la primera fase de RDE. Con un límite de NOx de 80 mg/km para un vehículo diésel Euro 6, se permite un valor de emisiones máximas de 168 mg/km según las condiciones RDE. En la segunda fase de RDE, el factor de conformidad de NOx se ha reducido a 1.0 (además de un margen de tolerancia de medición).